El urólogo recomienda a los hombres orinar sentados para tener la próstata más relajada. “Cuando se sientan en la tasa no se apuran para eliminar la orina y no pensionan los músculos de la vejiga que aprisionan la glándula”: asegura Carlos Mario Cruz Alba.

Hombres sin antecedentes deben practicárselo desde los 50 años de manera anual. Es el primer paso para detectar cáncer de próstata, el más común entre el género masculino. La recomendación: orinar sentado. Asíntomático. 

Si hay algo a lo que los hombres temen es a un tacto prostático. La razón: les apena, los incomoda y hasta hacen chistes para minimizar el miedo, pero lejos del sonrojo este procedimiento podría evaluar su salud y prevenir enfermedades como el cáncer de próstata, el más común entre el género masculino.

Según la Sociedad Colombiana de Urología (SCU) seis de 10 casos se diagnostican en hombres de 65 años o más, y en pocas ocasiones se presenta antes de los 40 años. La edad promedio al momento de realizarse el diagnóstico es de aproximadamente 66 años.

Como una nuez

Héctor Posso, médico cirujano y oncólogo, asegura que la próstata en condiciones normales es del tamaño de una nuez y de textura cauchosa. Con la edad tiende a aumentar de tamaño (hipertrofia benigna). Asimismo, la encargada de producir el semen y en el 40% de los pacientes que padecen este cáncer pueden terminar con disfunción eréctil e incontinencia urinaria.

A diferencia de los otros cánceres, el de próstata se caracteriza por evolucionar de forma muy lenta. De acuerdo con la SCU 11 mil colombianos son diagnosticados al año con la enfermedad y 1 de cada 3 muere. En Caldas 1 de cada 20 hombres la padece, y es más común que se presente en población afrodescendiente, a pesar de que las causas sean desconocidas.

“Cuando uno palpa una próstata con cáncer los bordes no son definidos, tienen una textura dura, como tocar una roca. El tacto, sumado a otros exámenes y biopsia pueden dar un diagnóstico preciso para iniciar tratamiento oportuno”.

Posso señala que aunque hay un debate entre especialistas, la mejor opción es retirar la próstata cuando hay presencia de tumores y acompañarla de terapia hormonal y quimioterapias. El 80% de los pacientes tienen de 15 a 20 años de expectativa de vida tras ser diagnosticados.

Incontinencia urinaria

El urólogo Carlos Mario Cruz Alba señala que los síntomas de la enfermedad pueden tardar mucho tiempo en manifestarse, incluso pasan hasta 10 años en ser asintomática. A veces el cáncer se acompaña de síntomas obstructivos leves y se pueden confundir con los de una hiperplasia benigna.

1. Incontinencia urinaria

2. Disminución del calibre o la interrupción del chorro de orina.

3. Aumento de la frecuencia de la micción, sobre todo durante la noche.

4. Dificultades para orinar.

5. Sensación de hormigueo durante la micción.

6. Sangre en la orina.

7. En algunas ocasiones genera dolor frecuente en la región lumbar y dificultades en las relaciones sexuales.

Según el experto cuando se trata de tumores avanzados puede aparecer edema o hinchazón de piernas, debido al crecimiento de ganglios linfáticos regionales, dolores óseos por extensión tumoral al hueso e incluso debilidad o pérdida de fuerza en piernas. También puede causar insuficiencia renal, pérdida de apetito y de peso o anemia.

Diagnóstico

A pesar de la evolución lenta de la enfermedad, el cáncer de próstata puede diagnosticarse mediante pruebas médicas. Según el urólogo Cruz, a través de un examen digital (palpamiento en la zona afectada) o un análisis de sangre especial, se puede llegar a detectar la enfermedad antes de que los síntomas se presenten.

1. Examen rectal digital (tacto rectal): En esta prueba, mediante un guante con lubricante, el médico inserta un dedo en el recto del paciente para detectar la existencia de un área irregular dura (hinchazón o protuberancia), que podría ser indicio de cáncer.

2. Análisis de sangre o Prueba del Antígeno Prostático Específico(PSA): esta prueba es de gran utilidad en los llamados cánceres silenciosos. Consiste en la extracción de sangre para detectar la existencia de una sustancia producida por la próstata llamada PSA. Para los hombres de 50 años o menos, un nivel de PSA debe estar por debajo de 2.5 en la mayoría de los casos.

3. Examen de orina: Con una muestra de orina, el médico puede determinar si esta tiene sangre o señales de alguna anomalía, como podría ser una infección, hiperplasia (agrandamiento) de próstata o marcadores tumorales.

4. Ecografía transrectal: Uso de ondas sonoras para crear una imagen de la próstata en una pantalla de vídeo en la que se podrán detectar pequeños tumores. La colocación de la sonda en el recto puede ser incómoda, pero no dolorosa. La prueba se efectúa en la consulta médica y su duración oscila entre 10 y 20 minutos.

5. Biopsia de próstata: El diagnóstico del cáncer de próstata sólo puede confirmarse tomando una muestra de tejido. La biopsia consiste en la inserción de una aguja en la próstata con la intención de extraer parte de su tejido celular y analizarlo. El proceso permite confirmar o descartar la existencia de la enfermedad o de otras patologías de la glándula.

El riesgo: fracturas lumbares

Según el urólogo Cruz, a diferencia de las mujeres, que se pueden palpar los pechos en busca de anomalías, los hombres no buscan bultos en la próstata. Mientras que el cáncer no alcance la uretra a la altura de la vesícula que contiene el esperma, las funciones normales no se alteran.

“Uno no se muere por la próstata, pero los tumores se mueven de un lado a otro, y por muy lento que avancen tarde o temprano encontrarán una vía hacia los ganglios linfáticos y de ahí a la médula espinal. Es entonces cuando se vuelve doloroso y letal. Los síntomas de debilidad, como pequeñas fracturas de las vértebras lumbares pueden ser la señal de que el cáncer esté muy avanzado. La metástasis afecta a los pulmones y riñones”.

Cómo cuidarse

Aunque el cáncer de próstata no es prevenible porque va ligado a la edad y a factores de riesgo como la genética y factores ambientales, los especialistas consultados aseguran que con hábitos saludables puede retrasar o minimizar el impacto del cáncer de próstata.

* Camine todos los días durante 30 minutos.

* Tenga una mejor actitud de vida. El estado de ánimo influye en las enfermedades.

* Ingiera más proteínas de origen vegetal. Se dice que quien consume productos ricos en licopenos como tomate chonto, papaya, guayaba, sandía, perejil seco y albahaca mejora el sistema inmunitario.

* Elimine las carnes rojas o consúmalas de manera moderada.

* Quienes tengan familiares con cáncer de próstata deben hacerse el tacto cada año, desde los 45 años. Las personas sanas desde los 50 años.

http://www.lapatria.com/salud/examen-de-prostata-un-regalo-para-su-salud-370889

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *