Los especialistas recomiendan realizar 10 controles para las primerizas y siete para aquellas mujeres con un parto anterior. 

Conozca las manifestaciones generales de la gestación. No todas las mujeres reaccionan igual. Precaución.

830 mujeres mueren al día por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el departamento, durante el 2015, la Dirección Territorial de Salud de Caldas registró el deceso de cuatro gestantes: dos en La Dorada, una en Anserma y otra en Manizales.

El ginecólogo Diego Salazar Tafur subraya que una cita médica preconcepcional aminora los riesgos a mujeres y fetos en la gestación. Que a este encuentro también debe asistir el padre, puesto que a los hombres también conviene hacerles chequeos.

«A veces se embarazan sin saber si se está corriendo o no un riesgo. El hombre debe acompañar a su mujer, la paternidad no es cuestión de una sola persona. El embarazo es una trilogía: madre, padre e hijo», apunta.

Tenga en cuenta las principales manifestaciones del embarazo por trimestres y conozca qué puede ser normal o no dentro de las generalidades. Vale aclarar que en cada madre los signos y síntomas pueden variar. Ante cualquier duda, lo mejor es que consulte un especialista.

I Trimestre

Desde la concepción y hasta la semana 12.

Salazar indica que, aunque al principio no se dan tantos cambios, las manifestaciones más comunes son las náuseas y el vómito. Dice que algunas mujeres suelen ser muy sintomáticas por los niveles hormonales elevados.

«Muchas veces se baja de peso, porque la mujer se siente mal, el estómago se distiende. La progesterona (hormona) hace que el hábito intestinal sea más lento. Las mujeres delgadas deben ganar un poco más de peso y quienes estén por encima de su talla, no deben ponerse a hacer dietas para rebajar. El embarazo no es un momento para hacerlas», advierte.

El dolor en las mamas, también conocido mastodinia, se considera de buen pronóstico en este trimestre y es común ver el oscurecimiento de ciertas líneas del cuerpo. Puede hacerse una sombra entre el ombligo y el pubis, los pezones y los genitales externos también sufren una coloración y suelen salir manchas en el rostro.

Salazar menciona que cualquier sangrado o dolor tipo contracción uterina no es positivo al inicio del embarazo, que hay que prestarle una atención inmediata, ya que puede ser un síntoma abortivo.

«Ahora se le está dando mucha relevancia en el embarazo al riesgo psicosocial. Hay mujeres que se deprimen, son muy ansiosas o tienen un cambio de temperamento brusco. Eso hay que tenerlo en cuenta para que reciban asesoría profesional. También son importantes los antecedentes de violencia intrafamiliar, las circunstancias que la rodean», puntualiza.

II Trimestre

Entre la semana 13 y la 24.

Según el experto, es la parte más tranquila de la gestación y es un tiempo de mucho bienestar y de muy poco riesgo, si se le compara con el I trimestre. Es mejor, mientras los tres primeros meses hayan transcurrido en términos normales.

«Se presenta un crecimiento importante y progresivo del volumen abdominal. Tienen que cambiar su ropa. Están más rozagantes, hay aumento en el volumen de las mamas. Son pocos cambios físicos. Las náuseas comienzan a desaparecer y se perciben movimientos fetales, aunque son más frecuentes a partir de la semana 20», advierte.

Salazar dice que en este trimestre se deben colocar las vacunas rutinarias. Que hay que inmunizar la gestante contra la influenza, el tétano y la tosferina.

«En el embarazo están indicadas dos ecografías como mínimo, ya el médico tratante puede determinar -según las necesidades de la paciente- si requiere de otras. A partir de la semana 11, ya hay signos para ver si el bebé tiene síndrome de Down u otras patologías, lo que se certifica con pruebas especializadas. En la semana 20, en tanto, se hace la ecografía de detalle para precisar alguna patología fetal importante», expone.

El médico añade que es en esta etapa es que se realizan exámenes de laboratorio para descartar diabetes gestacional y se repiten algunas pruebas que ya se habían realizado al comienzo del embarazo.

III Trimestre

Entre la semana 25 y la 40.

El ginecólogo plantea a los padres y familiares la necesidad de estar mucho más atentos al desenlace final, pues hay que asegurar que todo termine bien.

«Se dan signos y síntomas de alarma a partir de la semana 28 y 32. Cefaleas severas, transtornos en la visión, zumbidos en los oídos, ardor en el estómago, edemas (hinchazón de algunas partes del cuerpo), etc. Estos últimos son muy comunes en los miembros inferiores y en los tobillos y no necesariamente son signos de preeclampsia (estado que se caracteriza por evidenciar hipertensión arterial y aumento excesivo de peso», recalca.

Salazar comenta que el edema por si solo no es de temer, ya que es normal por tener un peso extra en el abdomen. Lo que sí reconoce que no es de buen pronóstico es la hinchazón de la cara y las manos o la ausencia de movimientos fetales.

«De la semana 30 en adelante, se pueden tener varias contracciones al día: entre una y tres. Se llaman falsas contracciones y no tienen ninguna importancia. Desde la 36 se puede decir que el trabajo de parto ya comenzó, allí se dan más de tres contracciones en 10 minutos. Los médicos evalúan la dilatación vaginal», expone.

El galeno indica que se realizan cesáreas cuando se detectan anomalías antes del parto o en el momento del mismo. Una cesárea previa no asegura una posterior. Señala que el 74% de las pacientes pueden tener parto normal despues de haber pasado por este tipo de intervención.

Nutrición y actividad física

Dentro de las evaluaciones previas es esencial que se tenga la cita con un nutricionista, no hay que comer grandes cantidades, y sí muy balanceado. También se necesita un odontólogo y es pertinente efectuar cualquier actividad física: «Las gestantes deben caminar mucho», recomienda el médico Diego Salazar Tafur.

Embarazos múltiples

Con los embarazos de dos o más fetos, el ginecólogo Diego Salazar Tafur resalta que hay que tener más cuidado y que los cambios son más marcados: «Se da mayor crecimiento del abdomen y mayor demanda nutricional. Siempre son de más riesgo y requieren mayores controles».

Animales y condiciones externas

«Se puede vivir con animales siempre y cuando estén vacunados. Es decir, que se les proporcione las condiciones de salud requeridas. No solo los gatos transmiten patologías como la toxoplasmosis (enfermedad parasitaria que puede ser mortal), resultan perjudiciales a su vez las aguas en mal estado, las huertas, etc», Diego Salazar Tafur.

Peso

El embarazo está hecho para ganar unos 12 kilos. En promedio se sube uno por mes. Al final se hace más notoria la subida de peso.

Pruebas comunes

A toda embarazada se le deberá realizar cada trimestre la prueba del Sida, de sífilis, de la toxoplasmosis, entre otras.

No a los excesos

El alcohol, el tabaquismo y la drogadicción están prohibidos en el embarazo.


Atenta si no hay movimientos fetales en el último trimestre del embarazo.
http://www.lapatria.com/salud/evite-riesgos-en-el-embarazo-369569

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *