Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la ortorexia afecta al 28% de la población de los países occidentales, principalmente a mujeres y adolescentes.
Es importante aclarar que la ortorexia se trata de una obsesión por comer sano y no por perder peso, como es el caso de la anorexia o bulimia.

Las personas que sufren de ortorexia son “prisioneras de reglas que se imponen a sí mismas, convirtiéndose cada vez más exigentes y eliminando cualquier tipo de azúcares, granos o productos animales”, explica a la agencia AFP el profesor de psicología Patrick Denoux.

Además de los efectos físicos en el organismo, la ortorexia también puede impactar la vida social de la persona, dado que frecuentemente esta opta por no asistir a aquellos lugares donde no se vende la comida que consume.

En ese sentido, la nutricionista Viviana Sandoval señaló que “el mundo social del paciente que padece ortorexia también se modifica porque usualmente este tipo de conductas interfiere en su vida diaria, favorece conflictos interpersonales y promueve el aislamiento”.

Según la especialista, este desorden puede manifestarse en hábitos simples como limitarse a comer únicamente frutas recién cosechadas. Pero en los casos más graves puede conducir a adoptar comportamientos obsesivos compulsivos que pueden provocar una desnutrición severa o aislamiento social.

“Una buena alimentación incluye alimentos vegetales y animales”, subraya la nutricionista, quien también afirma que las personas deben autorizarse algunos “placeres” de vez en cuando.

¿Quiénes la padecen?

El perfeccionismo y la obsesión son dos rasgos de la personalidad que contribuyen al desarrollo de la ortorexia. De hecho, el que padece esta condición dedica gran parte de su día a planear, comprar y preparar sus platos de comida.

“La personalidad obsesiva compulsiva es mencionada frecuentemente como un factor de riesgo. En mi experiencia, el perfil del paciente que tiene este problema suele padecer también otros trastornos de conducta alimentaria similares, como anorexia nerviosa”, sostiene la especialista.

¿Cómo combatir la ortorexia?

La nutricionista aconseja que el manejo de este cuadro debe iniciar por el área nutricional, dado que es necesario subsanar las carencias físicas y orgánicas que tiene la persona. Asimismo, resalta que se debe tratar la base psicológica que origina el problema. 

http://www.rcnradio.com/salud/la-ortorexia-afecta-al-28-la-poblacion-mundial-segun-la-oms/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *